Archivo de la etiqueta: irregularidades económicas

Polémica en la Agencia Catalana de Cooperación

LA SINDICATURA DE COMPTES DESTAPA GRAVES IRREGULARIDADES ECONÓMICAS EN UNA OFICINA DE CAROD

LA VANGUARDIA-Iñaki Ellakuría

El descontrol económico en la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament (ACCD), que depende orgánicamente del vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, se convirtió en la tónica general durante todo el 2007. Un informe de la Sindicatura de Comptes, que dirige el socialista Joan Colom, denuncia una larga lista de irregularidades: subvenciones con criterios poco claros, pagos duplicados a la Seguridad Social, un uso excesivo de tarjetas de crédito cuya titularidad – en dos casos-recaía en personas que estaban en excedencia, cobros irregulares de adelantos, comidas de trabajo que generaban facturas y dietas simultáneamente… Tras conocerse esta retahíla, CiU solicitó ayer la comparecencia parlamentaria del vicepresident Carod-Rovira.

El informe del Síndic detalla como la ACCD – que tenía por entonces un presupuesto de 52,1 millones-celebraba reuniones periódicas a la hora de comer y al menos en 23 ocasiones algunos de los miembros de la comisión pasaban el tíquet restaurante, por lo que “cargaban al presupuesto de la agencia dos pagos por un mismo gasto”. Entre los asistentes a esas comidas figuraban, entro otros, el director general de Cooperació, el republicano David Minoves, y el director de la ACCD, Andreu Felip.

De un total de 12.000 euros que se destinaron en el ejercicio 2007 a comidas y partidas protocolarias, más de 2.300 euros correspondían a los almuerzos de la comisión. En las alegaciones al informe, la ACCD asegura que ese “ya ha sido devuelto”.
Carod de visita a Ecuador
Otra de las irregularidades detectadas se encuentra en los mecanismos y las valoraciones de la ACCD a la hora de otorgar sus subvenciones. El informe explica que en dos convocatorias de subvención “no hay coherencia entre las puntuaciones de las juntas de valoración y las resoluciones de la concesión”. Así, se dieron subvenciones en casos en los que la puntuación era baja, de acuerdo con las bases reguladoras, y se negaron a otros que tenían una puntuación muy superior.

El descontrol de la agencia queda reflejado en el uso de las tarjetas de crédito. La ACCD contaba con 29 tarjetas – excesivas según la Síndic-.En dos casos la titularidad de las tarjetas recaía en dos personas en excedencia.

El informe también revela que ese año se anticiparon 1.500 euros al director general de Cooperació y que luego ese importe no fue devuelto. Además no se ha encontrado ningún tipo de documentación que lo justifique. La ACCD justifica ante la Sindicatura de Comptes este importe alegando que se “utilizó para cubrir las necesidades” del director y que será retornado “próximamente”. Un dato revela el grado de descontrol: se pagó dos veces a la Seguridad Social una deuda de 51.185,28 euros.

Las cuentas de ACCD en el ejercicio 2007 revelan que se gastó un total de 272.600 euros en la primera fiesta de la cooperación catalana, y que se invirtieron 278.263,95 euros en asesoramiento externo. Para el presente año, y según informó la propia agencia, invertirán más de 300.000 euros en ayuntamientos para que lleven a cabo proyectos de sensibilización sobre cooperación al desarrollo.

Anuncios